La mujer que perdió el ojo, indignada con las declaraciones de Interior