Los denunciantes aseguran que Díaz-Ferrán les debe 45 millones de euros