Tras dos horas y media llorando, Hugo se rinde y hace caso a su madre