Cristina se queda sin cenar más pescado porque no quiere probar el tomate