A través de las consecuencias, Miguel se hace responsable de sus comportamientos