Pilar y Enrique no se ponen de acuerdo con la educación de sus hijos