Enrique consigue que sus hijos estén bañados y cenados cuando llega Pilar