Convertir a los niños en personas autónomas