Irse a la cama, otro motivo de discusión en casa de Laura