Durante la comida, toda la familia está pendiente de Érik