Hugo y Carla tendrán que comer en la cocina lo que ponga su madre