El veneno siembra la tragedia en la casa de Batiatus