Las memorias más prodigiosas del mundo se baten en un campeonato asombroso