La muñeca viviente sale por primera vez a la calle: “Siento una mezcla de morbo y nervios”