Lenguas bífidas, silicona debajo de la piel, dilataciones… prácticas de modificación