Kinumi Cati, de campeona de videojuegos a estrella de la música japonesa