Ecologistas en Acción lleva años denunciando los altos niveles de radiactividad