Chu, la opositora que llega a 'Snacks' para no volverse loca y picotear