Abbie decide quedarse en el purgatorio para que Katrina pueda ser liberada