Ichabod y Abbie descubren un oscuro secreto en la Biblia de George Washington