El pasado de Jenny, a la luz