La misión del jinete no era sólo matar a los masones de Sleepy Hollow