Laura se queda descolocada porque Ángel la llama “perra” en su cita