Franxesco Carrión: “Cuando me enamoro, soy un poco calzonazos”