Un juguete sexual es un complemento, no un sustitutivo de la pareja