El beso es el primer gesto erótico en una pareja