La seducción es la herramienta para combatir la rutina y la falta de deseo