Fuga de pilotos: “Bajos precios, bajos sueldos”