Quinn es acusada por un atentado terrorista