Gideon Wallace, un periodista con mucho instinto