Una famosa ‘adoradora de la grasa’ se pone a llorar porque ha perdido dos kilos