¿El dinero da la felicidad? Erik, prometido con un millonario de 85 años, cree que sí