Santa detiene a un segundo contaminado por el virus de la rabia