Las futuras monjas ponen rumbo al colegio de las Misioneras del Santísimo Sacramento