Las chicas se despiden entre lágrimas de los niños bolivianos tras su experiencia misionera