Janet, a su madre: "Tengo ganas de hacer algo normal... ¡comerme una paella!