El momento más emocionante de las novicias en Bolivia: “Siento a Dios dentro de mí”