Janet: “Estas monjas saben encontrar ese momento para ellas, y ahí reír, bailar…”