Jaqui: “Cuando terminé de llorar me sentí súper pura”