Fer, a sus compañeras: “Lo siento, y ayudadme, porque no estoy bien”