Juan, pretendiente de Mar: “Cada vez que me miro al espejo digo: ¡Olé, mi niño!”