Javi, a Jesús: “Me has echado todas las babas, qué cerdo”