Mar y Javi tienen claro el prototipo que buscan: "imprevisibles y desextrovertidos"