El pavo y el vértigo de las candidatas de Jaime se juntan en el Caminito del Rey