Sara: “Yo no viajo en furgonetas, no tienen nada de glam ni de divineo”