David, el hermano Víctor, llora: “Me dan mucha pena los burritos de las ferias”