Roi, llorando sin consuelo: “No puedo más”