Fran escapa de las garras de Melania