Víctor: “Estoy hecho un puto latin lover”