Mª Carmen: "¡Uffff por favor, qué rato, qué beso más largo!"